Buzones para comunidades e individuales: quiénes y dónde

Comprar buzones baratos ha constituido una prioridad para un público muy diverso. De hecho, estos elementos se han convertido en indispensables para una gran cantidad de usos por lo que, a la importancia dada al precio de los buzones, se ha unido la que han ido ganando las características particulares de cada uno de sus tipos.

Por lo tanto, lo invitamos a que nos acompañe en este repaso por la compra y venta de buzones. Sin duda, se trata de un sector con más diversidad de la que las personas poco interesadas en el tema pueden atisbar.

En consecuencia, coincidimos con usted en que resulta imprescindible adentrarse en las peculiaridades de compradores y vendedores, de manera que los procesos comerciales y las transacciones se tornen más comprensibles.

¿Quiénes son los interesados en comprar buzones?

Existen buzones para todos los públicos. Sí, como lo lee. No hay un único perfil de comprador y, por dicha razón (por las ineludibles leyes económicas de la oferta y demanda), la variedad de los productos, en los últimos tiempos, se ha multiplicado.

El interés por hacerse con buzones de tipologías concretas puede estar determinado por distintos factores, los cuales se analizarán con mayor detenimiento. Puede que se encuentre justificado por residir en un área concreta, cumplir con una obligación legal, evitar determinados problemas y compartir o no el edificio con más personas, entre otros factores que también pueden influir en la decisión de compra.

Los productores, sin duda, han sabido captar las necesidades de los diferentes clientes y, por tanto, han propiciado la creación de los artículos y servicios oportunos. Se han anticipado a estas necesidades o han tratado de responder a ellas con la mayor rapidez posible.

Sin ir más lejos, se ha de señalar que el lugar de residencia puede influir en gran medida en la elección de unos u otros cajeros. Por ejemplo, en las zonas costeras, industriales o de alta humedad, se necesitan buzones que destaquen por su estanquidad y resistencia al desgaste.

Por otro lado, algunos empresarios, con sedes en zonas relativamente aisladas, tales como quienes dirigen mercados o fábricas de polígonos industriales, recurren muy a menudo a los llamados BCP, es decir, a los buzones concentrados pluridomiciliarios. No en vano, su instalación se convierte en obligatoria (por un Decreto Ley aprobado por el Consejo de Ministros) en entornos como los anteriores y otros similares, que se caracterizan por encontrarse en áreas diseminadas o con viviendas desperdigadas.

Entre los compradores, por consiguiente, se encontrarán, aparte de los empresarios y particulares (para instalar los conocidos como buzones individuales en viviendas unifamiliares), las comunidades de vecinos. Lógicamente, sus Juntas de Propietarios estarán interesadas en bloques de buzones seriados.

A menudo, intervendrán, en calidad de intermediarios o promotores, los constructores y reformistas de viviendas. Estos agentes adquirieron gran relevancia con el apogeo de la venta de viviendas durante la primera década del siglo XX. Como es lógico, se tuvieron que habilitar miles de buzones asociados a las correspondientes viviendas.

Además, tampoco se debe olvidar el estímulo que para todo sector económico -el de los buzones no ha constituido una excepción- ha supuesto la demanda por parte de las instituciones del Estado. En este sentido, los ayuntamientos, por su elevado número (más de ocho mil), pueden generar (por ejemplo, mediante renovaciones de sus instalaciones) importantes ganancias para las marcas que fabrican buzones.

¿Quiénes se encargan de la venta de buzones?

La última frase del anterior párrafo lo pone sobre la pista de la existencia de fábricas de titularidad privada que cuentan como actividad principal o única la venta de buzones.

Dicha actividad lleva desarrollándose en España, con unas características similares a las actuales, durante más de medio siglo. Los buzones, por otra parte, han sido utilizados a lo largo de todavía más años.

Sin embargo, el último medio siglo ha devenido clave en la evolución de las marcas dedicadas a la fabricación de buzones. De los modelos más clásicos han pasado a producir, tanto de manera estandarizada como personalizada, artículos cada vez más vanguardistas e innovadores.

Esta evolución, por otro lado, no se ha quedado ahí. La proyección de tales empresas, fundamentada en una fuerte demanda, ha contribuido a una diversificación de su oferta, de forma que estas ya han dado el paso de producir también productos relacionados con el sector de los buzones, tales como cajas fuertes o mobiliario para portales.

Las compañías que lideran la producción española de buzones, además, no se han conformado con el abastecimiento del mercado español, sino que también han decidido exportar su oferta a otros países. Algunas, incluso (como en el caso de la firma vasca Arregui en Asia), han llegado a deslocalizar parte de su producción y han abierto plantas en otros Estados.

Dicha política de creciente internacionalización ha colocado los buzones de las marcas españolas en estanterías de tiendas especializadas de medio mundo. Por tanto, se encuentran presentes igualmente en las ferias más relevantes de su sector y disponen de una red de agentes y partners que opera en en los países con economías más desarrolladas y facilita la recepción de unos artículos que sobresalen por su calidad.

Tampoco se ha de olvidar que, aparte de la indudable calidad de los buzones españoles, resulta fundamental, en su conocimiento por otras latitudes, el trabajo de los encargados de promocionar los productos.

Esta interacción entre compradores y vendedores de buzones ha contribuido a erigir un potente sector de fabricación en España, caracterizado por la calidad de la producción y sus procesos pero también por su decidida apuesta por la innovación. Bajo este aspecto, se ha comprobado in situ el efecto positivo que ha desprendido el trabajo cuidadoso de los departamentos dedicados a la investigación y el desarrollo.

Una vez se han destacado los aspectos comunes de los vendedores de buzones españoles, vale la pena relacionar las webs de algnas empresas que se han ganado un reconocido prestigio en el sector:

– http://losbuzones.com/.

– http://www.ferpasa.com/inicio/index.aspx.

– http://www.aluboxbuzones.es/.

– http://www.btv.es/.

– http://www.joma.es/.

– http://www.arregui.es/.

¿Cómo se lleva a cabo la compra y venta de buzones?

Tanto en la compra y venta de buzones para comunidades como en la de los sueltos para exteriores, los procesos característicos de las operaciones resultan muy similares.

En la actualidad, priman las garantías y facilidades para el comprador, por lo que también se pueden comprobar los productos en primera persona: en la misma fábrica, en el caso de que los clientes posean un interés especial por descubrir las propiedades de los artículos.

En las fábricas y tiendas especializadas (como las de bricolaje y ferretería), además de en las ferias y exposiciones del sector, los clientes pueden acercarse a los distintos buzones y sus novedades. De hecho, ya supone una práctica habitual la venta online directa de fábrica. Los tiempos cambian a mejor y resulta posible echar un vistazo (con todo lujo de detalles) a los productos que ofrecen las marcas a través de sus catálogos por Internet. En ellos se presentan pormenorizadamente los artículos, con fotografías y descripciones de las características generales y específicas y los precios. De esta forma, el consumidor puede comparar entre las distintas ofertas y estudiar, con la comodidad que da hacerlo desde casa, qué decisiones de compra le convienen más. En dicho sentido, algunas páginas web, incluso, contienen aplicaciones que permiten generar presupuestos y planificar, con mayor exactitud, los gastos que se realizarán.

Además, también se debe destacar la función que realizan algunos distribuidores ya consolidados como líderes del sector. Tal es el caso de Topbuzones, que se ha convertido en el distribuidor oficial de marcas del prestigio de Arregui y Joma.

Alcanzar un gran volumen de ventas, en consonancia con las reglas de la economía más comprensibles, permite facilitar precios de escala. De este modo, cabe la posibilidad de establecer tarifas atractivas y aplicar descuentos realmente interesantes. Aparte, algunos clientes, como las comunidades de vecinos, pueden solicitar la compra de un alto número de buzones en un mismo pedido. Lógicamente, tales encargos se hallan asociados a condiciones de compra aún más competitivas.

Tampoco deben soslayarse los servicios de asistencia técnica y reparaciones que se ofrecen a los clientes. Conservar los buzones en perfecto estado puede exigir una atención no solo cualificada sino también permanente, de modo que el mantenimiento posterior adquiere una importancia similar a la del asesoramiento técnico previo a la adquisición del producto.

Por otro lado, además de las facilidades que ya supone la comunicación con las empresas mediante Internet e información publicadas por este medio (aunque la atención telefónica en horarios amplios siga siendo muy apreciada), también deben considerarse adecuadamente las condiciones de las operaciones de compra, cada vez más ventajosas para los clientes. Así, los envíos y transportes de pedidos relevantes muchas veces se muestran gratis y proliferan las opciones de pago, como las efectuadas con tarjetas de crédito o PayPal y las modalidades de aplazamiento y fraccionamiento.

En definitiva, comprar buzones, gracias a estos datos, le resultará una actividad más sencilla que antaño.