Información general sobre buzones exteriores

 

Comprar buzones baratos se ha convertido en una necesidad para quienes se encargan de poner este servicio a disposición de los particulares, las familias y las empresas.

En este aspecto, firmas como Buzones Arregui y Buzones Joma parten con la ventaja de haber demostrado las excelentes prestaciones de sus amplios catálogos de productos entre los clientes más exigentes.

En este texto, se van a analizar, básicamente, las características principales de los buzones exteriores. No obstante, antes de adentrarse en desgranarlas, vale la pena recordar los elementos comunes y fundamentales de los buzones.

Los buzones: a grandes rasgos

En general, un buzón es un contenedor (con forma de caja y, frecuentemente, alargado), que sirve, fundamentalmente, para albergar la correspondencia y el correo que les dejan a las personas. Estos buzones, sobre todo, son usados por los carteros, que se encargan del correo ordinario; y trabajadores de empresas de publicidad, que se centran en la práctica del llamado buzoneo.

Los documentos, por otra parte, se introducen por una ranura dispuesta a lo largo de la parte frontal de la caja. Es imprescindible que tenga una cierta longitud. De esta manera, cabrán los folletos o cartas con la facilidad necesaria.

Además, otro elemento a tener en cuenta en los buzones es esa portezuela que su dueño puede abrir con una llave personal. Este mecanismo resulta imprescindible para mantener la privacidad de las comunicaciones que llegan al buzón en cuestión. Aparte, suele colocarse una pegatina (con datos personales del titular o de los titulares del buzón (básicamente, nombres y apellidos y piso y puerta de la vivienda) sobre esta portezuela, de modo que resulte sencillo para quienes reparten el correo y la correspondencia identificar dónde han de entregar estos documentos y que lleguen a sus destinatarios.

Los buzones exteriores y sus características esenciales

Antes de entrar a distinguir las tipologías y peculiaridades de los buzones exteriores (distintos a los buzones para comunidades, los cuales se instalan en el interior de los edificios por razones de acceso de quienes ya tienen su paso asegurado a la propiedad en cuestión), vale la pena centrarse en las características propias y diferenciales de los buzones exteriores.

Los buzones exteriores, grosso modo, se encuentran en entornos rurales, urbanizaciones y polígonos industriales (los agrupados); y viviendas unifamiliares (los individuales). En ambos casos, se trata de productos muy resistentes a la intemperie. 

A pesar de que la distinción entre buzones de exterior e interior constituye uno de los criterios válidos para diferenciar estos productos, hay que señalar que los buzones para exterior también pueden ser colocados en el interior de las comunidades.

A continuación, se repasan las características comunes de los buzones exteriores:

– Poseen una tapa, colocada en la boca central, la cual sirve para resguardar su interior. Por otro lado, una visera contribuye a aislar del exterior el cuerpo del buzón.

– Aparte de la posibilidad de su colocación interior y exterior, hay que remarcar que se pueden disponer tanto empotrados en la pared como protegidos por un envolvente a su alrededor.

– Los materiales escogidos para la fabricación de los buzones exteriores destacan por su resistencia a la corrosión: aluminio, chapa de acero electrocincada, acero galvanizado e inoxidable… El primero es, en este sentido, el de mayor capacidad. No obstante, hay que remarcar que se aconseja que estos buzones se encuentren resguardados de la lluvia.

– Los que se vayan a instalar en zonas de gran humedad, costeras o industriales han de tener una mayor resistencia a la penetración del agua. En este sentido, la normativa comunitaria UNE EN 13724 determina una prueba de lluvia consistente en la exposición del buzón a la caída de 16 litros de agua (durante 10 minutos). Para superarla, no debe entrar en él más de un 1 cm cúbico.

– Estos buzones suponen una garantía antivandálica, ya que ofrecen una elevada seguridad. Su rampa de seguridad en la boca del buzón antirobo evita la entrada de una mano por ella. En los buzones verticales, se inclina hacia abajo; y, en los horizontales, hacia arriba.

– Por último, hay que destacar que se puede proceder a la instalación o unión de buzones. En el primero de los casos, se recurre a los tornillos y tacos y se fijan a la pared. Por lo que respecta a la unión, pueden solaparse en uno o más bloques.

Los tipos de buzones exteriores

Una vez desgranadas las características que comparten los buzones exteriores, es el momento de abordar los distintos tipos de ellos. Se aportarán, además, algunos modelos de las marcas Buzones Arregui y Buzones Joma. 

Buzones exteriores individuales

También llamados unifamiliares. Reúnen los siguientes requisitos: anticorrosivos, estancos y antivandálicos. Se fijan a la pared mediante tornillos.

Por otra parte, entre sus estilos, destacan los que, a continuación, se relacionan:

– Tradicional (Joma Garden 54 09517)

– Decorativo (Arregui Premium E-5606)

– Diseño (Joma Garden 01 09600)

– Rústico (Arregui Residencia E-2615)

En relación a su gama de precios, se pueden encontrar las siguientes:

– Económicos (Arregui Smart E-5724, por 15,90 euros, es decir, un 10 % de descuento)

– Gama media (Joma Arco 80001, por 26,60 euros, esto es, un 10 % de rebaja)

– Alta calidad (Arregui Aura E-5404, por 38,66 euros, o sea, un 10 % de descuento)

También hay que reservar un espacio para reseñar los materiales de estos buzones exteriores unifamiliares:

– Chapa pintada (Joma Garden 02 09608)

– Acero inoxidable (Arregui Dime V-1327)

– Plástico (Joma Arco 80003)

– Aluminio (Arregui Alux D-2171-G)

– Fibra

Buzones exteriores agrupados

En relación a esta tipología, hay que avanzar que manifiestan una mayor diversidad.

A continuación, se ofrece una muestra de la variedad de buzones para exterior; con especial detenimiento en un par de tipologías:

– Horizontales (Arregui Infinity H2000-01)

– Verticales (Alubox Modular V-1)

– Planos (Joma Hall 7 08096)

– Doble acceso. Tienen una tapa en la boca frontal, por la cual introducen los carteros la correspondencia. En el lado opuesto, existe una puerta, la cual sirve para retirar el correo. Estos buzones de doble cara facilitan que la correspondencia se deje desde el exterior del edificio y que esta se pueda recoger desde el interior. Esta funcionalidad evita que entren en la propiedad personas ajenas a ella y ofrece una gran comodidad. Por otra parte, estos buzones exteriores se fabrican con materiales de alta resistencia a la corrosión, tales como los aceros electrocincado, galvanizado e inoxidable y el aluminio.

– Bloques terminados

– BCPs. Son las siglas que hacen alusión a los buzones concentrados pluridomiciliarios. Fueron diseñados para su instalación en determinadas zonas, tales como los entornos diseminados, las viviendas aisladas, los mercados, las urbanizaciones cerradas y los entornos de gran desarrollo de la construcción y mínima densidad de población. Se caracterizan por disponer de una apertura centralizada, la cual facilita sobremanera el trabajo de los carteros. Se componen, por otro lado, de agrupaciones de 24, 36 o 48 casilleros. Los buzones individuales no tienen boca de buzón, de manera que resultan idóneos para eludir la llegada de propaganda no deseada. Estos buzones destacan por su estanqueidad y estar compuestos por materiales de alta resistencia a la corrosión. Por último, es preciso señalar que se instalan del mismo modo que los buzones para exterior agrupados, pero también mediante un par de soportes laterales fijados al suelo o empotrados en la pared.

En cuanto a la gama de precios, sobresalen los mismos que en el terreno de los buzones exteriores individuales:

– Económicos

– Gama media

– Alta calidad

En último lugar, también hay que repasar brevemente los materiales empleados en la fabricación de estos buzones exteriores:

– Acero inoxidable

– Aluminio

– Chapa pintada

Como se ha podido comprobar en el repaso anterior, existen buzones de exterior para todos los gustos. Una vez se ha cumplido el objetivo principal de la seguridad, el factor más importante, a la hora de elegir un buzón exterior, tiene que ver con su funcionalidad. Es decir, está relacionado con la utilidad que se le va a dar y el lugar en el cual se va a instalar. Estas circunstancias determinarán, a grandes rasgos, los materiales y tratamientos empleados en su producción (en función de la resistencia requerida) y ciertos elementos del diseño (forma de la boca, por ejemplo).

Por lo tanto, la elección de un buzón no se puede dejar a la improvisación. Los particulares, las empresas o los constructores que estén interesados en conseguir estos productos deben destinar tiempo a recibir un asesoramiento en condiciones. De esta forma, acertarán con sus elecciones.

En este aspecto, conviene estar al tanto de las novedades que surgen en el mercado de los buzones exteriores y recurrir a las marcas líderes del sector, tales como Buzones Arregui y Buzones Joma. Asimismo, estas firmas también trabajan con el distribuidor más reputado, es decir, Topbuzones.

En definitiva, los buzones exteriores están más expuestos que los demás, por lo que su elección tiene que realizarse en función del contraste de diversas circunstancias y tras un análisis concienzudo de ellas.